Reto 13 lecturas

sábado, 13 de junio de 2009

Dos memes literarios en un post

B* nos invita a participar en un meme literario. Las condiciones a cumplir son:

1. Coge el libro que tengas más cerca.
2. Ábrelo por la página 161.
3. Busca la 5ª frase completa
4. Cita la frase en el blog.
5. Pasarlo a otros cinco blogers.

Bien el resultado es, tras encontrar un libro de más de 161 páginas:

Justo en la entrada de la estación se encontró con Leo y Verner.

Östergren, Klas. Caballeros, Editorial Mondadori (2009)

Deluxe nos propone otro meme. Sin abandonar el libro, que ya está abierto, me voy a la primera página. Los dos primeros párrafos dicen:


Probablemente sea una apacible lluvia de primavera lo que se oye caer sobre Estocolmo en este momento, en el Año Internacional del Niño, en el año de las elecciones de 1979. No veo nada de eso y tampoco pienso ir a echar un vistazo. Las cortinas y los visillos están fuertemente cerrados contra las ventanas que dan a ala calle Horn y este piso se siente, cuando menos, lúgubre. No he visto la luz desde hace muchos días, y fuera seguramente todo el Estocolmo de los años setenta vibra con la exaltación de la primavera, que a mí me trae por completo sin cuidado.


Este imponente apartamento es como un museo de algún tipo de viejo esplendor, de antiguos ideales, de caballerosidad desaparecida, quizá. La biblioteca es silenciosa y está impregnada de humo, los pasillos del servicio con oscuros aparadores y altos armarios son terroríficos, la cocina está muy sucia, en los dormitorios las camas están sin hacer, en el gran salón hace frío; a ambos lados de la chimenea -donde pasamos tantas horas sentados en las butacas estilo Chippendale, con nuestros ponches de vino caliente, entreteniéndonos unos a otros con singulares anécdotas- hay una pareja de figuras elaboradas en Fábricas Gustafsberg a finales del siglo pasado. Las piezas son de medio metro de alto y la porcelana parece del mismo mármol que el que imitan. Una representa la Verdad, y adopta la forma de un musculoso hombre sin un solo pelo en todo el cuerpo, con unas exquisitas facciones esculpidas que, sin embargo, no son capaces de esconder algo indefinido, huidizo en la mirada. La otra figura representa, en consecuencia, la Mentira, un bufón apoyado descuidadamente contra una barrica de vino, sosteniendo un instrumento de cuerda y probablemente relatando un vitalista desenfado alguna escabrosa historia de pastores.


Este es el siguiente libro de mi lista...tengo buenas referencias de él por parte de una residente en la cultura sueca.

5 comentarios:

  1. Entiendo que todavía no lo has leído ¿no? Pues ya nos contarás qué tal, porque no pintan mal las primera líneas.

    ResponderEliminar
  2. Eso, que además de fashionistas y mamas, también somos lectoras :)

    B*

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Hola!!
    ¿Tienes facebook?. En mi blog "El rincón de Angy" hago un sorteo de un broche y algo más,¡Apúntate!!!

    muak

    ResponderEliminar
  4. Hannah, lo he empezado hoy en el tren. Ya os diré...
    Sister B*, si es que dentro de cada una hay un montón de unas.
    Angy, no tengo, pero gracias por invitarme. Las brujitas son muy chulas.
    besos a las tres.

    ResponderEliminar
  5. Este lo buscaré porque me atraen mucho las novelas suecas, ya te imaginarás por qué. Me he leído todas las de Henning Mankell. Me extraña que hayan traducido calle Horn, en los libros de Mankell siempre dicen Horngatan, donde añaden la terminación gatan que quiere decir calle.
    Gracias por seguir el juego.

    ResponderEliminar