Reto 13 lecturas

miércoles, 18 de abril de 2012

Sellos y otras opciones para estampar galletas

He estado haciendo una revisión de los sellos que podemos usar para hacer la estampación de galletas de las que os hablé ayer. Este es el resultado.

Sellos transparentes o acrílicos (Clear stamp):
Es la opción que he usado en las galletas de la entrada anterior. Son cómodos para limpiar y no ocupan espacio a la hora de guardarlos. También tienen la ventaja de que los puedes ver desde arriba y hacerte una mejor idea de donde va a quedar el dibujo.  Para usarlos son necesarios unos bloques acrílicos donde se va poniendo el sello que queremos usar en cada momento.  Si queréis saber más sobre estos sellos, aquí hay un buen tutorial.
Este conjunto esta en Etsy

Sellos de madera y caucho (wooden stamps; rubber stamps):

.

Pregunté en una tienda on-line si contenían algún elemento tóxico ya que quería usarlos en la cocina. Me contestaron, honestamente, que no sabían muy bien si se podían usar para las galletas. Sin embargo, he visto en alguna página que si los han usado. Imagino que siempre que sean completamente nuevos, que sólo los usemos para la cocina y que los limpiemos con lo mismo que limpiamos nuestros platos y cubiertos no habrá mayor problema.

countryliving
Esta idea es sin estampar con colores, pero podéis ver claramente el sello. Es otra opción de decorar, sólo que en este caso la imprimación tiene que hacerse antes de que la galleta vaya al horno. Hay un molde que se llama imprenta (responde al nombre de Brigitte), que no tenían en la tienda, pero lo tengo presente.

También he leído que hay sellos de goma sin base y que como tal se pueden usar los bloques acrílicos que os he mencionado antes.

Hay unos circulares que parecen ser muy famosos.


Por lo que he visto la parte que imprime se desmonta del mango pudiendo tener diferentes sellos. 

sellos




Casi estoy por deciros que hasta estos de la famosa juguetería azul podrían servir si sólo los mojáis en el colorante alimentario.

O, se me ocurre, encargar un ex-libris; al fin y al cabo no deja de ser un sello. Con destreza, puedes cincelar tu propio sello de madera....
 o tirar de viejas manualidades de infancia.

Otra forma fácil, si tienes los materiales o una tienda especializada cerca, es imprimir en papel comestible y ponerlo sobre las galletas. Lo he visto en el blog de Baballa vía Mr Wonderful.

 
¿Qué os parecen las opciones? ¿Os ha picado el gusanillo de la estampación? ¿Que hacer con una galleta estampada y unos pinceles?

Perdón por lo largo de la entrada de hoy....

6 comentarios:

  1. ¡Necesitamos un sello en toile de jouy!!

    La respuesta que te han dado sobre la toxicidad me la dan a mi con el gluten día sí, día también. La gente no se moja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A fabricarlo se ha dicho: unos pajaritos, unos árboles y una parejita el columpio...

      No se mojan mucho la verdad, se curan en salud.

      Besos

      Eliminar
  2. Que entrada mas chula.. acabo de aprender un montón.
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias...nos seguimos informando entre todas.

      Eliminar
  3. bueno, me ha encantado leer toda esta información, que pienso guardar como referencia para próximos experimentos!, se agradece que compartas esta recopilación de métodos!, yo sólo conocía el sello de toda la vida, pero este mundo de la estampación me ha dejado muy sorprendida!, qué chulo!
    besos & gracias

    ResponderEliminar
  4. Yo soy una negada en esto de la cocina y la reposteria, pero la verdad es que ultimamente al ver estas monadas, o las de Anita, me esta picando la curiosidad, y estoy por probar. Salu2

    ResponderEliminar