Reto 13 lecturas

lunes, 8 de julio de 2013

Pan de semillas sin grandes esfuerzos


Este ha sido el resultado de tener un poco de paciencia a la hora de hacer pan. Se hace sin amasado, pero se necesita una noche y un par de horas de reposo. Está delicioso. Por ahora lo he comido con fiambres, patés y quesos. Todavía queda algo para tostar y tomar con mermelada de cerezas y de naranja amarga -son las que tengo abiertas-.
 
Lo ví en primer lugar en el blog de Alma Obregón pero, y como ella misma cita, hay que ir al vídeo donde lo explica paso a paso el maestro panadero Ibán Yarza con la ayuda de otra blogera, MJ. Además es muy divertido.
 
Vamos a la receta, que es la miga de la entrada:
 
1/2 kg. de harina de trigo ( 475 gr de harina normal y 25 gr de harina integral)
325 grs. de agua tibia
2 grs. de levadura seca (o 6 grs. de fresca)
10 grs. de sal
Semillas (al gusto) Una mezcla para ensaladas que compré en un supermercado; tenía pasas, nueces, pipas de calabaza y girasol...
 
El proceso es sencillo.
 
En un cuenco algo grande pones el agua y, en ella, disuelves la levadura. Añades después la harina y la sal. Y te embadurnas un rato mezclando. Yo en este punto puse también las semillas -en la receta original las ponen el final de una forma más bonita-. Dejas reposar la masa 5 minutos y luego haces cinco dobleces -ver vídeo-.
 
Tapas bien con papel transparente de cocina y lo metes en la nevera durante todo un día. Cuando lo saques habrá subido la masa. Lo vuelcas sobre una superficie enharinada y les das formas. En mi caso salieron tres panes redondos, tipo molletes. Los deje en una fuente sobre un papel de horno y tapados con un paño húmedo durante 2 horas.
 
Precalentamos un rato el horno a 250ºC poniendo ya una bandeja vacía dentro y dejando en el suelo del horno un recipiente también vacío.
 
Pasadas las dos horas, ponemos en la bandeja caliente toda la preparación -papel de horno y masas- (tener cuidado) y vertemos un poco de agua en el recipiente vacío, para hacer vapor.
 
Ahora hay un paso interesante. Se apaga el horno durante 10 minutos. Siiii, se apaga. Pasado este tiempo se vuelve a encender, esta vez a 210ºC durante 25 minutos. Pasado este tiempo se apaga el calor, se abre la puerta del horno y lo dejas entreabierto durante otros 20 minutos. Yo pongo un trapo dobladito para hacer de tope.
 
Lo saqué y dejé sobre una rejilla hasta que estuvo frío. Lo he guardado en un recipiente metálico y, pasados tres días, sigue estupendo. Quizás me ha quedado algo alto, podría haber hecho barras, pero me hacía gracia hacer molletes.
 
Ya me contaréis los resultados. Yo me he guardado la receta en la cocina para próximas hornadas.

9 comentarios:

  1. Iban es mi ídolo. Pero este pan aún no l he hecho.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En cuanto quieras....Esta buenísimo.

      Eliminar
  2. ahora mismo no podría poner el horno, pero voy guardando recetas para el otoño, como una hormiguita!
    me gusta la idea de hacer pan, aunque últimamente compro unos panes ecológicos estupendos, y se me han ido un poco las ganas de hacerlo en casa!
    besos con miga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay panes maravillosos, pero nunca está de más hacer uno en casa y éste no tiene mucha tarea.
      Besos

      Eliminar
  3. mMMMM!!
    Que buena pinta!!
    No hago pan desde que era pequeña en el cole!!
    Voy a tener que recuperar mis dotes culinarias!! jeje!
    un besote!
    isa
    my little suede shoes

    ResponderEliminar
  4. Ya veo que vamos de panes Isthar.
    Un abrazo y mil besos.
    XXXXXXXXXXXXXXXx

    ResponderEliminar
  5. Me lo apunto. Hice tus bagels y fueron un éxito absoluto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro. Este pan también te encantará.

      Eliminar
  6. Cuando volvamos a Barcelona lo preparo. Gracias y buen finde. Besos.

    ResponderEliminar